Crisis: Qué es y 3 oportunidades que pocos aprovechan

Crisis: qué es y 3 oportunidades que casi nadie aprovecha

Sé lo que estás pensando: “un artículo más sobre la crisis mundial que hay actualmente por el Coronavirus (COVID-19) que me dirá que todo estará bien y no tengo de qué preocuparme…”

Las siguiente líneas no hablan de lo mal que la estamos pasando por la pandemia, mucho menos de las afectacciones que ha tenido en la economía, y ni hablar del ambiente “enfermizo” que se propaga súper rápido… todo eso ya lo sabes.

Por eso quiero hablarte de 3 oportunidades, personales y de negocios, que solo muy pocas personas están aprovechando en estos momentos de crisis.

No podemos hablar de lo que no conocemos, primero empecemos por tener una idea en común sobre la palabra crisis.

Crisis: qué es

Si buscas en el diccionario la palabra “crisis” encontrarás que viene de la raíz griega “krísis“, que significa “decisión“.

Y si buscas la definición, encontrarás que la palabra crisis tiene como principal significado lo siguiente:

1. f. Cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados.

¿De qué nos sirve saber qué es una crisis?

En la definición está la respuesta, si no la has encontrado, sigue leyendo…

Crisis: 3 oportunidades

Seamos honestos, solo has leído lo anterior por curiosidad y ahora quieres saber qué están haciendo los demás para comparar con lo que estás haciendo…

No importa cuál sea la razón, vamos a poner 3 nuevos aprendizajes en tu cabeza que resonarán con la palabra OCA:

Crisis: Oportunidad

En algún porcentaje o escala tienes conocimientos, herramientas, talentos o habilidades que te permiten hacer algo mejor que otras personas.

En ocasiones preferimos optar por pensamientos como “¿ahora qué hago si lo que hacía ya no puedo?”, y digo optar, porque toda acción es una decisión.

Qué pasa si cambiamos a pregunta anterior por: ¿qué hago para seguir haciendo lo que quiero para seguir sirviendo a los demás?

Pongamos un ejemplo: Tenías una tienda física y tienes producto que en algún tiempo cercano caducará o no se podrá vender… ¿eso sería una pérdida económica, no?

Tienes al menos 2 opciones: quedarte en un rincón quejándote por la situación o buscar otras maneras para seguir avanzando.

Como negocio local, tienes la opción de servicio a domicilio con pago en alguna tienda de conveniencia, o utilizar aplicaciones que te permitan distribuir, usar publicidad en redes sociales (como grupos de vecinos en Facebook) o medios de mensajería (WhatsApp) para que las personas sigan comprando tus productos con la excelente atención que siempre has brindado.

No importa el negocio que tengas, internet es una maravilla que nos permite seguir vendiendo y conectar con más personas de las que normalmente tratamos.

Si das asesorías, vendes productos de belleza, o lo que sea, tienes herramientas a tu alcance para seguir en contacto con tus actuales y nuevos clientes.

¿Tú y la tecnología son como agua y aceite? No importa, llega a un acuerdo de comisión u otro esquema con alguna persona que sea experta en el tema de vender por internet.

Crisis: Crecimiento

Vamos a suponer que no tienes nada que te haga sobresalir para seguir ofreciendo productos o servicios a la gente… ¿es el fin del mundo? Claro que no.

Las crisis, sin importar las circunstancias o raíces, tienen un único objetivo: hacernos crecer.

El fundador de Miguelito, una famosa marca de chamoy mexicana, inició un negocio cuando fue despedido de la empresa para la cual dedico lo mejor de sí durante muchos años. Hoy en día es impensable comer un mango, elote, michelada u otras botanas sin ese chamoy.

Los dueños de Netflix, antes de crear la plataforma súper famosa de streaming, intentó vender a Blockbuster la idea y la “gran” empresa de renta de películas se negó a comprarla. ¿Qué empresa sigue viva y facturando millones de dólares?

Jack Ma, dueño de Alibaba y el hombre más rico de China, inició la tienda más grande en línea sin saber encender una computadora.

Y así podría seguir la lista, pero lo importante es que comprendas que a pesar de tu contexto, tus circunstancias y lo que sucede fuera de ti… tiene un solución dentro.

Crisis: Atención

Dejé este apartado para el final porque, aunque no es lo más importante, es el punto de partida que ha hecho que las empresas, que no existían en el mapa, tengan la mirada de casi todo el mundo en ellas.

Podrás tener el mejor producto o servicio pero si nadie lo conoce… de nada sirve.

¿Sabes por qué Facebook vale billones de dólares? (No, no es por los memes o fotos de gatitos y perritos)

Bueno, en parte sí, pero la realidad es que cualquier red social, o empresa, vale tanto porque tiene la atención de la gente.

Por ejemplo, te puedo asegurar que te molestan tantos mensajes o notificaciones de Rappi, pero cuando piensas en pedir comida a domicilio tu primera opción es esa plataforma “molestosa”.

Este es el mejor momento para invertir en publicidad en redes sociales porque las personas tienen el 100% de la atención aunque estén haciendo home office (trabajo desde casa).

Si no estás invirtiendo tus esfuerzos en las 3 oportunidades que te comenté, difícilmente puedas afrontar los estragos del “caranavairus” (como diría cierta famosa).

¿Quieres descubrir cómo utilizar tus dones para servir al mundo y emprender un negocio que te dé libertad?

Presiona el botón verde para acceder al curso online gratuito:
“Despierta tu experto interior”

SobreJohnny Echeverria

Enseño a crear relaciones fieles de intercambio equivalente entre #clientes y #empresas #VendeConAmor #Marketing #Comunicación #Ventas

1 Comentario

  1. excelente , gracias por la asesoria , me ha funcionado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *