Idea de negocio Vs cliente: 3 requisitos para tener éxito

Antes de elegir a tu cliente ideal, avatar, buyer persona (como desees decirle), primero empieza por validar que tu idea de negocio sea rentable y tengas la certeza de maximizar el alcance y resultados.

El sistema NOE, que te presento a continuación, te brinda las 3 claves que debes tomar en cuenta para elegir correctamente a tu cliente ideal y que al desarrollar tu idea de negocio, en un producto o servicio, sea exitoso.

(SPOILER ALERT: me encantan los nombres cortos, fáciles de recordar y que ayuden a ejemplificar fácilmente los conceptos. De igual manera, me gustan las frases célebres o de películas y dichos populares. Verás muchos así en todo el blog).

Idea de negocio: Necesidad

La primera pieza clave del éxito de nuestra idea de negocio es la necesidad.

Nuestro cliente ideal debe tener un problema u objetivo real, no el que nosotros imaginemos que tiene, que pagaría por dejar de sufrir o aumentar su felicidad.

Me ha tocado ver cómo proyectos interesantes reciben grandes inversiones de recursos materiales, humanos, económicos, para que al final fracasen.

Existen diversas formas de hacer una comprobación de lo que creemos, para trabajar sobre lo que sí existe y evitar seguir cometiendo los mismos errores.

Dentro de las necesidades básicas se encuentran la comida, vivienda, vestimenta, educación y salud. Sin embargo, las tendencias nos ayudan a encontrar más formas de servir a la gente.

Puedes recurrir a fuentes confiables en internet para saber el crecimiento de las empresas en el giro que quieres iniciar; como medios de noticias enfocados a negocios, marketing, economía o sitios web de análisis de mercados.

De igual manera, puedes usar herramientas como Google Trends para conocer cuánta gente está buscando lo que planeas ofrecer.

Incluso con una simple búsqueda en internet puedes ver si alguien más está vendiendo lo mismo que tú y cómo lo hace.

Hace algunos años, no te hubieras imaginado que existiera una guardería para mascotas. Ahora existe y es un servicio que tiene bastante demanda.

Tampoco imaginamos que las personas pagarían cientos (o miles de dólares) para que les enseñen cómo mejorar sus pensamientos, emociones y acciones para tener una vida más saludable y enfocada. Ahora, este es uno de los productos más rentables en internet.

Y así podría seguir con una enorme lista de negocios que, si alguien nos contara en una reunión de amigos, difícilmente diríamos que es una buena idea.

Idea de negocio: Oportunidad

Una vez que comprobamos que las circunstancias, sobre las cuales se basa el servicio o producto que deseas crear, son necesarias, debes confirmar que es posible aprovechar los medios para crear el intercambio con la gente (vender).

Debe representar a una gran cantidad de personas interesadas y tener la posibilidad de comprar tu producto o servicio más de una vez.

Por ejemplo, si deseas vender un producto físico en cierta ciudad, una de las maneras es hacer encuestas a una gran cantidad de personas (500-1,000), para tener una muestra considerable y evaluar si realmente valdrá la pena desarrollar el producto.

Incluso una buena opción y práctica, sería preguntar a familiares y amistades que puedan ser compradores potenciales de tu producto y servicio, y preguntarles si lo comprarían. Y lo más importante, pedirles el dinero para comprobar que sí lo consideran valioso como para pagar por ello.

Muchas personas podrían decirte que están interesadas en lo que les ofreces pero, al momento que hacer un compromiso (pagar), es probable que se echen para atrás, porque en ese momento es donde realmente se ve si tu oferta fue lo suficientemente atractiva para que la tomen.

Idea de negocio: Escalabilidad

Anteriormente escribí un artículo donde te explico que las ventas y el amor tienen tanto en común.

En ambos casos cuando un cliente (o una pareja) está satisfecho con lo que recibe de ti, siempre va a querer más de lo mismo.

Y mientras demos más amor, o quitemos dolor, más fieles serán nuestras relaciones profesionales y personales.

Definitivamente tu cliente va a pedir más y mejores soluciones, una vez que haya resuelto el problema inicial.

Por ejemplo, desde hace como 3 años empezó a incrementar la consciencia del cuidado de la naturaleza respecto al uso de productos desechables (popotes, cubiertos, vasos, platos, etc).

Con lo anterior, algunas empresas vieron la oportunidad y hace poco menos de 2 años salieron al mercado una gran variedad de vasos térmicos, sin mencionar marcas porque no me patrocinan, (gente de Yeti, si están leyendo esto, no me caería mal una bonificación a mi cuenta bancaria).

Lo más estratégico, además de la súper inversión en campañas mediáticas para que la gente estuviera convencida de que necesitaba este producto, fue que no solo te vendían el vaso sino que te ofrecían adicionales.

La práctica anterior se le conoce como “Upsell“, o agregar valor, y consiste en que una vez que una persona te compra algo, puedas ofrecerle más para complementar o mejorar lo que ya está recibiendo por un poco más de dinero.

Volviendo al ejemplo de los vasos térmicos, el upsell sería la personalización de vaso, el popote de aluminio, la tapa antiderrames, las agarraderas, etc.

Porque está comprobado que las personas odian que les vendan, pero aman comprar, y cuando lo hacen, quieren más por lo que pagan.

El éxito de un nuevo producto o servicio dependerá, de gran manera, en los puntos que expliqué anteriormente.

¿Sabes si tu producto o servicio cumple con los 3 requisitos anteriores?

¿Quieres descubrir cómo utilizar tus dones para servir al mundo y emprender un negocio que te dé libertad?

Presiona el botón verde para acceder al curso online gratuito:
“Despierta tu experto interior”

SobreJohnny Echeverria

Enseño a crear relaciones fieles de intercambio equivalente entre #clientes y #empresas #VendeConAmor #Marketing #Comunicación #Ventas

1 Comentario

  1. […] Ahora le quitamos la pausa, ¿qué decides?¿Sí, no o vas a pensarlo? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *